Los niveles elevados de alfacaroteno pueden mejorar la función cognitiva

Un grupo de investigadores del Centro Médico de la Universidad Rush y la Escuela de Salud Pública de Harvard ha demostrado que los altos niveles de alfacaroteno en plasma se asociaron con mejores funciones cognitivas generales. Estos resultados han sido comparados con la cognición global y la memoria episódica y semántica.

Por otra parte, varios estudios han demostrado que los factores dietéticos y de estilo de vida también podrían influir en el riesgo. Esto significa que es importante mantener una dieta saludable y la práctica de ejercicio físico moderado a diario. Además, se ha desvelado que los carotenoides, a través de sus potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, pueden tener un impacto favorable en la función cognitiva.

Suplementos para mejorar la función cognitiva

Concretamente, el último estudio se publicó en el Journal of Nutritional Science. En él participaron 295 adultos estadounidenses entre 65 y 84 años, todos ellos en riesgo de sufrir la enfermedad del Alzheimer, y consumían una dieta subóptima, es decir, con una importante deficiencia de importantes nutrientes. Por ejemplo, en la investigación se examinaron los efectos de dieta como la mediterránea, una de las más populares y eficaces para ayudar a prevenir el deterioro cognitivo y otras enfermedades que se van agudizando a medida que envejecemos.

Algunos expertos recomiendan recurrir a suplementos alimenticios ricos en algunos de los nutrientes de los que carece el paciente. No obstante, antes de tomar este tipo de productos es aconsejable que consultes en primer lugar con tu médico.

Volviendo al estudio realizado en Estados Unidos, los investigadores destacaron la asociación entre la ingesta dietética de carotenoides y la mejora de la cognición general. Asimismo, se analizaron los componentes dietéticos que contribuyen a los niveles de alfacaroteno y otros carotenoides circulantes que están relacionados con un mejor rendimiento cognitivo.

Niveles altos de alfacaroteno circulante

En este sentido, los resultados del estudio revelaron que los niveles plasmáticos más altos de alfacaroteno circulante se asociaron con puntajes de memoria semántica y cognitiva global más altos. Por el contrario, se encontró que los niveles de luteína y zeaxantina estaban favorablemente relacionados con una puntuación de memoria semántica. De cara al alfacaroteno plasmático, se demostró que está altamente correlacionado con el consumo total de frutas y vegetales, particularmente zanahorias y otros tubérculos.

Los investigadores concluyeron que “usar los niveles de nutrientes en la sangre como marcadores objetivos podría caracterizar los patrones dietéticos de las personas”. Esto podría facilitar una intervención dietética específica para prevenir el deterioro cognitivo. Este último hacer referencia a un problema común del envejecimiento que conduce a una lentitud general o dificultades para retener nueva información y prestar atención de manera sostenida.

En algunos casos, el deterioro cognitivo puede provocar demencia, trastornos mentales u otras afecciones neurológicas. “Estas podrían requerir mayor asistencia financiera”, según la Dra. Ariati Aris, especialista en asuntos científicos de la compañía tecnológica PhytoGaia.

Hábitos saludables y caroteno

En resumen, los expertos coinciden en que “una opción simple y rentable para mantener una función cognitiva saludable es a través de un estilo de vida, ejercicio y una mayor ingesta de antioxidantes o una dieta rica en alfacaroteno, como las zanahorias”. Probablemente, la dieta por sí sola no sea suficiente para alcanzar y mantener un nivel lo suficientemente alto de alfacaroteno, por lo que es importante tener en cuenta el papel que puede jugar la suplementación.

La doctora Ariati Aris ha añadido que “la suplementación dietética en forma de multicarotenoide o multivitamina, con alto contenido de alfacaroteno, puede ser la respuesta a nuestro ajetreado estilo de vida”. Estos complementos nutricionales pueden ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y proteger contra la enfermedad de Alzheimer, independientemente de las variables de riesgo”.

Por ejemplo, en tu herbolario de confianza puedes encontrar diferentes suplementos a base de caroteno mixto natural, con alto contenido en alfacaroteno. Podría ser una buena opción, siempre y cuando consultes con antelación con un profesional de la salud que te pueda orientar de manera individual.

Bibliografía

  1. Liu X, Dhana K, Furtado JD, Agarwal P, Aggarwal NT, Tangney C, Laranjo N, Carey V, Barnes LL, Sacks FM. Higher circulating α-carotene was associated with better cognitive function: an evaluation among the MIND trial participants. J Nutr Sci. 2021 Aug 16;10:e64.
  2. Kesse-Guyot E, Andreeva VA, Ducros V, Jeandel C, Julia C, Hercberg S, Galan P. Carotenoid-rich dietary patterns during midlife and subsequent cognitive function. Br J Nutr. 2014 Mar 14;111(5):915-23.

Deja un comentario