Las ventajas de la educación online están cambiando la educación en general, y los cursos de idiomas no son ajenos a esta nueva forma de educar y aprender.

Dadas las condiciones de la situación que estamos viviendo en España, a causa de la pandemia COVID-19, se está poniendo a prueba la educación online en todo tipo de sectores y ámbitos, incluido la formación en idiomas. En este contexto, la tecnología e Internet se han convertido, aún más, en perfectos aliados de la educación, lo que está permitiendo impulsar los cursos de idiomas.

Si buscas en Internet, todo instituto en ingles está ofreciendo la opción de tomar clases mediante plataformas de e-learning, video clases online, grupos virtuales de estudio, etc.

Se trata de una flexibilidad de la que también se benefician tanto alumnos como docentes, ya que en ambos casos, pueden elegir cuándo y dónde impartirse según su estilo de vida y disponibilidad.

Flexibilidad del curso

En primer lugar, las instituciones educativas generalmente pueden ofrecer una gama más amplia de cursos en línea y a varias horas del día, ya que no necesitan asignar físicamente un instructor, un aula o un horario en el campus. Además, los estudiantes que pueden tener conflictos de horario con los cursos ofrecidos sólo en momentos específicos, por lo tanto, tienen una mayor flexibilidad en línea. Esta opción les permite planificar cuándo verán las conferencias y completarán sus tareas de estudio, lectura y otras tareas relacionadas con el trabajo, la familia y otros compromisos. Por lo tanto, los cursos en línea pueden ser especialmente beneficiosos para los padres o aquellos que trabajan a tiempo completo para mantenerse y pagar su educación.

Oportunidad de participar

Aunque los detractores de estudio en línea a menudo notan la falta de compromiso social, algunos estudiantes en realidad son más propensos a involucrarse en discusiones y actividades de clase en línea. Para las personas que son socialmente incómodas o que padecen afecciones relacionadas con la ansiedad, un aula universitaria puede ser intimidante. Algunos estudiantes pueden estar tan preocupados por esconderse o evitar el compromiso con otros, que no participarán en un entorno de clase típico. Tal compromiso puede ayudar con su educación general.

Tiempo y dinero

Los estudiantes que toman clases en línea a menudo conservan dos recursos valiosos: tiempo y dinero. Pueden ahorrar tiempo al no tener que viajar a la escuela. Además, estos estudiantes pueden asignar su tiempo de la mejor manera posible para satisfacer las necesidades de un empleador, familiares y amigos. También ahorran dinero en transporte, alimentos y otros artículos comprados comúnmente cuando están fuera de casa. Más allá de eso, los cursos online pueden usar libros de texto que están disponibles digitalmente, lo que puede resultar en precios de libros más bajos.

Comodidad

Junto con los beneficios de evitar las distracciones en el aula, algunos estudiantes simplemente aprenden mejor en un ambiente tranquilo donde pueden pensar críticamente y controlar su experiencia educativa. Los estudiantes pueden iniciar sesión en un curso online desde la oficina o en casa. También pueden mantenerse al día con el trabajo del curso desde fuera del hogar, incluso en vacaciones; todo lo que se necesita es una computadora con acceso a Internet. 

En una clase virtual, puede usar el baño o tomar una bebida o un refrigerio cuando lo desee, sin causar molestias ni perder ningún contenido. Establecer su propio nivel de comodidad puede ayudar con la relajación y la reducción del estrés.

silvana

Por silvana

Inquieta por Naturaleza. Trotamundos y emprendedora digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *