¿Está considerando la educación bilingüe para su hijo? En este artículo echamos un vistazo a las ventajas de la educación bilingüe temprana y lo que podría significar para el futuro de su hijo.

Preocupados porque la educación bilingüe, muchos padres optan por una escuela infantil bilingue que enseña en la lengua materna de sus hijos.

Pero la educación bilingüe no tiene que ser desalentadora. De hecho, la educación multilingüe puede ser una de las influencias más positivas en la educación de su hijo. Para darle una idea de cómo podría beneficiar el desarrollo de su hijo, nuestra guía analiza las ventajas de la educación bilingüe.

Ventaja de las mentes jóvenes

Algunos padres se preocupan de que sus hijos sean demasiado pequeños para ser introducidos a un segundo idioma, especialmente si su lengua materna aún no está completamente desarrollada. Sin embargo, a lo largo de los años ha habido muchos estudios académicos que muestran exactamente lo contrario de esto.

Los niños pequeños son esencialmente máquinas de aprendizaje, y sus cerebros son capaces de absorber tanta información como sea posible, independientemente del idioma. De hecho, los estudios muestran que los cerebros de los niños nunca podrán aprender un segundo idioma más de lo que tienen entre 0 y 3 años.

Ventajas de una educación bilingüe temprana

Y si bien el aprendizaje de idiomas puede parecer una tarea difícil para adolescentes y adultos, para un niño pequeño, gran parte de su aprendizaje de idiomas vendrá de manera orgánica, a través del juego y la interacción social con sus compañeros. No parecerá aprender, por lo que aprenderán el idioma antes de darse cuenta.

Mejor desarrollo cognitivo

La investigación ha demostrado que aprender otro idioma a una edad temprana puede tener beneficios duraderos para los niños. Uno de estos beneficios son las funciones ejecutivas mejoradas del cerebro de un niño bilingüe, lo que puede ser una gran ventaja más adelante en su educación.

Las ventajas de esto son evidentes en la capacidad de un niño bilingüe para realizar múltiples tareas. Aprender y hablar en dos idiomas significa que su mente constantemente tiene que cambiar de enfoque. Esto significa que son mejores para mantener el enfoque, incluso cuando no se trata directamente con los idiomas.

Promueve las habilidades de comunicación

Una función cognitiva que es particularmente pertinente para la educación bilingüe es la comunicación. Aprender un idioma extranjero a una edad temprana puede aumentar drásticamente las habilidades de comunicación de un niño. Esto es tanto en su nuevo idioma como en su lengua materna.

Se han realizado varios estudios académicos que demuestran que los niños bilingües son mejores para interpretar la intención que sus pares monolingües. Esto se debe a que los niños en entornos multilingües se ven obligados a analizar constantemente su entorno para evaluar qué idioma utilizar.

Ser capaz de leer las señales sociales y ser consciente de las emociones de otras personas puede ser particularmente importante más adelante en la vida. Desde aumentar sus perspectivas laborales hasta mejorar sus posibilidades de formar relaciones románticas exitosas, estas habilidades de comunicación pueden tener consecuencias de gran alcance en la vida de un niño.

Mejores perspectivas de futuro

Muchos padres expatriados se centran en el aquí y ahora de la educación de sus hijos, observando los currículos escolares y las instalaciones del campus. Sin embargo, algunos verán cómo cierta educación puede afectar el futuro de sus hijos. Aquí es donde la influencia de la educación bilingüe no puede ser subestimada.

Un beneficio único de aprender un segundo (o tercer) idioma temprano puede verse en la adaptabilidad de un niño. Este es un rasgo cada vez más buscado por los profesionales, y la educación bilingüe puede ayudar a darle a su hijo una ventaja única sobre la competencia.

Pero las influencias positivas que puede tener una educación bilingüe en las perspectivas futuras de un niño son numerosas. Desde mejores habilidades de comunicación hasta una mejor apreciación de culturas e idiomas diferentes de los suyos, la educación bilingüe los preparará para la vida.

Mejora la integración social

Es comprensible que muchos padres expatriados se preocupen por el efecto que la reubicación en el extranjero tendrá sobre sus hijos. Algunos niños encontrarán la transición a un nuevo país y cultura traumática, mientras que otros se llevarán a su nuevo entorno como un pato al agua.

Sin embargo, reaccionan, poder hablar el idioma local los ayudará a instalarse en su nuevo hogar. Les resultará más fácil entablar amistades con otros niños. También comenzarán a obtener una apreciación de la cultura local, ya sea a través de la música, los libros, la televisión o las películas. Todo esto puede ayudar significativamente a su integración en su nuevo estilo de vida.

No solo la integración de su hijo mejorará gracias a la educación bilingüe. Enviar a sus hijos a una escuela bilingüe también lo ayudará a sentirse más involucrado en la comunidad local. En general, las escuelas bilingües atraen a una mezcla de expatriados y familias locales. Esto significa que podrá desarrollar su propio círculo social al mismo tiempo.

Listo para un mundo globalizado

Vivimos en una sociedad verdaderamente globalizada. El mundo está más conectado que nunca, gracias a la tecnología, las comunicaciones y el transporte. Y, con los posibles avances por venir, es probable que el mundo se globalice aún más en el futuro.

En un mundo incierto, es probable que la educación bilingüe brinde a su hijo la mejor oportunidad de prosperar en este futuro globalizado. Desde mejores habilidades de comunicación hasta un mejor funcionamiento cognitivo, obtendrán las herramientas que necesitan para salir adelante en la vida. Entonces, prepare a su hijo para mañana con una educación bilingüe hoy.

silcastro

Por silvana

Inquieta por Naturaleza. Trotamundos y emprendedora digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *