Muebles para entornos sanitarios

Al momento de elegir muebles para entornos sanitarios, es importante considerar distintas características.

Farmacias, hospitales, consultorios médicos y clínicas tienen necesidades específicas en lo que respecta al mobiliario. Al igual que con cualquier entorno con atención al público, se debe considerar aspectos como la seguridad y la durabilidad. Pero amueblar lugares donde las personas van cuando necesitan atención médica puede ser complicado, y siempre debe consultar con expertos como Inside

Aquí compartimos estos consejos al momento de elegir muebles para un entorno sanitario.

Durabilidad e higiene

Las superficies de sillas, mesas y escritorios pueden ser caldo de cultivo para virus, bacterias y moho. Al seleccionar muebles para el cuidado de la salud, elija aquellos con superficies que no sean porosas y que no tengan costuras ni arrugas donde los gérmenes puedan acechar. Las superficies y tapizados antimicrobianos son imprescindibles para reducir la propagación de enfermedades y bichos que causan enfermedades.

Hay una serie de telas de alto rendimiento y acabados resistentes a las manchas que pueden hacer el trabajo. Elija materiales antibacterianos fáciles de limpiar, duraderos en sus instalaciones que puedan soportar el lavado, desinfección.

Confort y seguridad

Personas de todas las edades, formas y tamaños frecuentan farmacias, hospitales y clínicas. Por lo tanto, los muebles deben ser seguros y cómodos de usar para todos, independientemente de su edad, tamaño corporal o enfermedades físicas. 

Las selecciones de asientos a alturas ligeramente más altas y con brazos seguros, por ejemplo, son excelentes opciones, siempre que sean resistentes y difíciles de volcar. También desea asegurarse de que los muebles no sean excesivamente inflamables y que no contengan ningún componente afilado o extraíble que pueda usarse para causar daño a otras personas.

Con respecto a los muebles para el personal, es importante que las sillas y los escritorios que utilizan sean ergonómicos para reducir la fatiga y el dolor de espalda del personal de trabajo. Los muebles para el personal a veces deben ser bactericidas o antimicrobianos, y deben provenir de un fabricante con una reputación probada en muebles para el cuidado de la salud.

Privacidad y eficiencia

Cuando considera muebles para un entorno sanitario, debe pensar en algo más que sillas y mesas de exploración. Tampoco es una mala idea invertir en pantallas de privacidad, paredes que absorben el sonido y otros muebles configurables donde las enfermeras, los médicos y el resto del personal no se distraigan con el ruido exterior, especialmente durante el tratamiento del paciente. Esta privacidad también puede aliviar la ansiedad del paciente, dándoles tranquilidad. Se sienten seguros; se sienten cuidados; y saben que su personal está atento.

Dependiendo de la naturaleza de la instalación, podría beneficiarse de la creación de espacios de trabajo colaborativos para los empleados. A menudo, los miembros del personal médico deben colaborar para brindar la mejor atención a sus pacientes. Decida qué es lo mejor para los empleados (según sus necesidades y funciones laborales) y luego diseñe su área de trabajo para lograr la máxima comodidad y eficiencia.

Instalación cálida y acogedora

Los centros de salud no son solo lugares donde se brindan servicios extremadamente complicados y personales, sino que también pueden ser agotadores para los pacientes y sus familias. Cuando se brinda atención en edificios intimidantes con pasillos institucionales sin ventanas llenos de olores, sonidos y letreros desconocidos, la situación se vuelve mucho más estresante.

Aunque es fundamental que un entorno sanitario sea estéril, no tiene por qué verse también estéril. Es sorprendente lo que los colores neutros y cálidos y algunas plantas en macetas pueden hacer por una habitación. Aproveche la oportunidad de utilizar colores consistentes con los colores de su marca, siempre que promuevan una atmósfera relajante y agradable.

Ambientalmente seguro

Parte de proporcionar un entorno de atención médica reconfortante es, bueno, proteger el medio ambiente al elegir la decoración. Evitar los muebles que contengan elementos que puedan dañar el medio ambiente. El benceno y el formaldehído son compuestos orgánicos volátiles que pueden dañar no solo el medio ambiente sino también a las personas en la oficina. Algunos tapizados, madera contrachapada, alfombras y otros materiales relacionados con los muebles pueden contener químicos dañinos que crean condiciones inseguras.

Un centro de salud no tiene por qué ser frío y poco acogedor. Y no hay ninguna razón por la que los muebles no puedan ser cómodos, funcionales y duraderos.

Acerca del autor: silvana
Inquieta por Naturaleza. Trotamundos y emprendedora digital.
silvana avatar

Written by 

Inquieta por Naturaleza. Trotamundos y emprendedora digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *