Cuidados del cabello en verano

En los meses de calor las personas suelen quejarse de notar el cabello fino, delgado, débil, sin vida y con tendencia al encrespamiento y a romperse. Este fenómeno que afecta a la calidad del cabello y a su aspecto se debe a toda una serie de agresiones externas ambientales que sufre el cabello, en concreto el tallo piloso durante los meses de verano: exposición solar, humedad, calor extremo, productos agresivos, cloro, antialgas, entre otros.  La fibra capilar se reseca y debilita perdiendo la cohesión la queratina superficial por lo que el cabello tiende a estar sin brillo y con tendencia a encresparse y romperse.

También sobre todo aquellas personas con cabello teñido pueden notar alteraciones en la coloración. Los cabellos teñidos o con mechas son especialmente vulnerables en esta época del año ya que pueden resecarse con más frecuencia y perder su brillo y vitalidad. Además, pueden sufrir alteraciones importantes de la coloración original ocasionados por la exposición solar, los lavados frecuentes y los productos de las piscinas. La academia americana de dermatología explica que el cabello naturalmente oscuro puede desarrollar una tonalidad rojiza por el sol y el cabello teñido químicamente puede volverse amarillento, opaco y decolorarse.

Tratamientos de hidratación frecuentes

Es por ello que en ellos deberían extremarse las precauciones: champús sin sulfatos, tratamientos de hidratación frecuentes, protectores térmicos, medidas físicas, tales como: gorras, pamelas, pañuelos.
Para proteger el cabello de la decoloración la Academia Americana de Dermatología recomienda usar un acondicionador sin enjuague que contenga óxido de zinc.
El agua salada suele ser más respetuosa con la piel y el cabello que el agua clorada. El cloro puede dañar de forma importante la fibra capilar resecándola y modificando su color. Las personas de cabello rubio y aquellos con cabello teñido son las que tienen más riesgo de sufrir las agresiones.
Estos efectos son más graves cuando son crónicos y duraderos y no se pone tratamiento. Si la agresión es muy severa puede ser incluso parcialmente irreversible o necesitar mucho tiempo para poder recuperarse.
El cabello no puede sufrir quemaduras por el sol o cáncer, pero sí le afecta el sol de varias maneras: alteración cuticular, desnaturalización de la queratina, deshidratación del tallo piloso, modificación del color.

Cuidados del cabello en verano

Los protectores solares para el cabello realmente se utilizan para proteger la piel del cuero cabelludo en aquellas personas que tienen alopecia o pérdida de densidad localizada. El cabello de por sí nos protege la piel del cuero cabelludo con un SPF que según algunos estudios se ha calculado rondaría un 20 o un 30. Es por ello que lo más recomendable son las medidas físicas. Un sombrero brinda la mayor cantidad de protección contra los rayos solares. Además de esa forma también se protege la piel del rostro.
¿Te ha gustado este articulo? ¿Te ha servido de ayuda? ¿Qué protección para tu pelo usas en verano?
Cuéntanos en comentarios.

Lentillas de colores naturales para tu color de ojos

Las lentillas de colores están muy de moda en los últimos años. Principalmente desde que la tendencia de usar lentillas se ha puesto de moda. Hoy en día es muy fácil encontrar todo tipo de lentillas; las normales de toda la vida, las de colores naturales y las de multicolor. Pero como sabemos, cada uno de nosotros tiene un color de ojo distinto y de esta manera, nos encontramos con una duda muy frecuente cuando vamos a comprar lentillas de colores naturales, pues no sabemos si dependiendo de nuestro color de ojo como nos van a quedar.

A todos nos fastidia gastarnos los 24€ que cuestan de media para luego ver como no las podemos usar porque no nos quedan bien o no estamos satisfechos. Siendo así, lo primero que tenemos que saber es que las lentillas de colores tienen dos grados:

lentillas de colores

1º grado – Tintes para realzar: Permiten que el color natural del ojo pueda brillar, no cambian el color por completo, si no que le dan una sombra.

2º grado – Tintes opacos: Disfrazan por completo el color natural del ojo y las podemos encontrar en colores lisos y tonales.

Por eso es importante, antes de ir a comprar nuestras lentillas de colores naturales, saber y entender unas cuantas pautas muy sencillas, que a continuación compartimos.

Lentillas de colores para ojos de un color azul o verde

Si tienes los ojos claros, como azul o verde, el proceso de elección es más sencillo ya que «tapar» el color natural es fácil. No es necesario buscar un color intenso en las lentillas. Eso sí, ten siempre en cuenta el color de tu piel, tu pelo y tu estilo personal para seleccionarlas. Puedes optar por los colores grises o violetas que transforman el color de tus ojos por completo pero manteniendo la luminosidad original. También son ideales los tonos en oro para darle un toque natural de esmeralda.

Si tienes unos ojos marrones claros, ¿Qué lentillas de colores comprar?

Los tonos en avellana se pueden intensificar con las lentillas verdes que nos ayudan a darle un color mucho más vivo. Si elegimos un tono más oscuro podemos lograr una apariencia más sensual.

Lentillas de colores naturales para ojos marrones y tonos oscuros en general

Si tus ojos son oscuros, «negro«, o marrón busca que el color de la lentilla sea intenso. Por ejemplo si quieres lucir unos ojos verdes, busca siempre un tono de verde fuerte, de esta forma «cubrirá» mejor tu color natural.

Esperamos que estos tips te sean de ayuda y si deseas puedes contestarnos a la siguiente pregunta que te hacemos, nos encantará saber la respuesta.

¿Y tú, que tipo de lentillas usas?

Falsos mitos sobre las lentillas

Hoy en día muchas personas usan lentillas. Pero en muchas ocasiones, hay quien se crea cosas, que en mi opinión son falsas. Por esta razón, hoy te traemos algunos

«Falsos mitos sobre las Lentillas«.

¡Seguro que te sorprenderán!

1º Mito: No puedes usar lentillas haciendo deporte. «Es Falso»

Este mito circula desde hace mucho tiempo, pero es realmente falso. Es casi imposible que una lentilla se nos caiga haciendo deporte y si son lentillas buenas, no notarás sequedad, ni dolor ni nada, simplemente será igual que cuando no haces deporte.

2º Mito: Las lentillas se pueden mover e irse detrás del ojo. «Es Falso».

Que esto ocurrá es imposible, por lo que es falso. Esto no puede ocurrir porque en el ojo tenemos una membrana muy fina que nos cubre el ojo y está conectada con los lados interiores del parpado.

3º Mito: Si eres adolescente no puedes usar lentillas. «Es Falso».

Lo ideal es empezar a usarlas a partir de los 13 años, pero en algunos casos se ha visto que niños de 8 años pueden usar las lentillas si tienen la suficiente madurez.

4º Mito: No puedes maquillarte si usas lentillas. «Es Falso».

Este mito es falso, ¿sino cómo es que las famosas pueden salir maquilladas y llevan lentillas al mismo tiempo?, y lo mismo no sólo ocurre con las famosas, si no que con cualquier persona en general. Aunque si es cierto que se debe hacer correctamente, por lo que lo ideal es ponerse las lentillas y después maquillarse. Esto evita que al ponerse las lentillas no tengamos las manos sucias de maquillaje.

5º Mito: Es peligroso usar lentillas. «Es Falso».

Millones de personas las usan continuamente y a diario, porque son totalmente seguras; es un mito Falso. Eso si, tenemos que comprarlas en sitios de confianza, nada de sitios desconocidos o de bajo precio. Un buen sitio de confianza para comprar lentillas son los sitios especializados. Mi consejo es que no te la juegues con tu vista.

6º Mito: Si tienes más de 40 años no puedes usar lentillas. «Es Falso».

Es Falso este mito, aunque con ciertos detalles. Es cierto que con la edad los ojos se vuelven más secos, y las primeras lentillas no se podían usar, pero como todo, las cosas evolucionan y mejoran. Ya existen actualmente lentillas adecuadas para personas de esta edad, como las bifocales, multifocales, y las lentillas con monovisión.

7º Mito: Las lentillas se quedan pegadas a los ojos. «Es Falso».

Mito claramente Falso. La lentilla nunca se te pegara al ojo como si se tratara de un pegamento, en el caso de que se te reseque un poco, puedes usar unas lágrimas artificiales.

8º Mito: Las lentillas son muy difíciles de utilizar. «Es Falso».

Esto es como maquillarse o pintarse las uñas, seguro que la primera vez no quedas nada bien, pero con la práctica coges confianza y la cosa va mejorando.

Para las lentillas es casi lo mismo, claro que al principio no será fácil, pero pasado un par de días te será mucho más sencillo colocarlas. Todo es cuestión de práctica, los primeros días lo tendrás que hacer con un poco más de tiempo y ya está.

9º Mito: Las lentillas no se pueden usar si tenemos astigmatismo. «Es Falso».

Este mito es de los más tontos y es completamente Falso. No tiene nada que ver, si tienes astigmatismo si puedes usar lentillas.

Y estos son los falsos mitos de las lentillas que circulan tanto por Internet como por el boca a boca, si no usas lentillas por uno de estos falsos mitos, ya sabes que puedes hacerlo tranquilamente.

¿Conocías los falsos mitos sobre las lentillas? Nos gustaría saber tu opinión.