Gimnasia para mayores. Ventajas y beneficios

La gimnasia para mayores es una práctica deportiva ideal para la salud del cuerpo y apta para diferentes categorías de personas: desde deportistas profesionales, pasando por aquellos que practican deporte ocasionalmente hasta personas de la tercera edad. 

De hecho, la gimnasia para personas mayores se considera una de las mejores formas para promover el bienestar de las personas mayores, ya que son muchas las ventajas que se pueden disfrutar al practicarla y es por ello que está presente en muchos clubes, residencias y centros de día.

¿Qué significa gimnasia para mayores?

Cuando nos referimos a gimnasia para mayores, hacemos referencia a un tipo de actividad deportiva que implica movimientos graduales y lentos, gracias a los cuales es posible garantizar el entrenamiento del cuerpo sin someter a músculos y articulaciones a un estrés excesivo.

Mientras que los que practican deporte con frecuencia son capaces de realizar correctamente ejercicios más intensos sin verse afectados, los que no están entrenados no pueden hacer lo mismo. Este tipo de gimnasia es, por tanto, la solución ideal para no abandonar el entrenamiento, sin correr el riesgo de lesionarse.

Gimnasia para mayores sus beneficios y ventajas

Los mayores son precisamente una de las categorías a las que se dirige esta actividad física y son varias las ventajas de las que pueden disfrutar, sin miedo a lesionarse.

Invertir en prevención

La prevención es fundamental en todas las etapas de la vida y lo es aún más con el avance de la edad. Se han realizado varios estudios en personas mayores y se ha demostrado que la actividad física reduce el riesgo de enfermarse y contraer algunas de las enfermedades asociadas con la edad.

La gimnasia se convierte entonces en una herramienta de prevención muy válida , que además de favorecer el bienestar del organismo también ayuda a protegerse de enfermedades.

Combatir el envejecimiento

El envejecimiento es un proceso fisiológico que afecta a todas las personas y que conduce a una alteración progresiva de células y tejidos, con consecuencias tanto desde el punto de vista estético -basta pensar en las arrugas y otras imperfecciones de la piel- como desde el punto de vista funcional. 

En cuanto a los músculos, se observa una reducción del tono muscular en particular con el avance de la edad. 

Gracias a la gimnasia es posible contrarrestar esta reducción y, en consecuencia, preservar la capacidad de caminar de forma independiente y sin dificultades particulares ya que el músculo está siempre en continuo movimiento.

Promover el bienestar conjunto

No solo los músculos se ven afectados por el paso de los años, sino que también las articulaciones pueden sufrir alteraciones funcionales y estar más unidas . No es raro que los ancianos tengan movilidad articular reducida y puedan realizar movimientos de menor amplitud que los mismos movimientos realizados en la juventud y durante la vida adulta. Con los ejercicios se conseguirá mantener aliadas las articulaciones, realizando movimientos que no estresen en exceso las articulaciones y que no den lugar a inflamaciones y consecuentes dolores articulares.

Mejorar el estado de ánimo

La gimnasia para personas mayores no solo tiene beneficios físicos, sino que también ofrece ventajas desde el punto de vista del bienestar psicológico. De hecho, se ha demostrado que la actividad física mejora el estado de ánimo y reduce el riesgo de depresión y otros trastornos psicológicos. 

La depresión es una enfermedad que debe prevenirse en los ancianos, también porque la incidencia aumenta en la vejez, especialmente en aquellos pacientes que han sufrido episodios depresivos durante la juventud.

Fortalecer el equilibrio

Al participar constantemente en sesiones de entrenamiento de gimnasia suave , las personas mayores también pueden notar un aumento en el equilibrio o, en cualquier caso, pueden ralentizar la aparición de trastornos del equilibrio, cuya incidencia aumenta con la edad. 

A menudo, las caídas y los accidentes de las personas mayores se originan por las dificultades para mantener el equilibrio y/u orientarse en el espacio. La gimnasia también puede ser útil desde este punto de vista, para reducir el riesgo de eventos desagradables.

¿Cuáles son los principales ejercicios?

Además de conocer los beneficios de esta actividad física, también necesitas saber cuáles son los principales ejercicios de gimnasia suave. Estos ejercicios pueden ser realizados tanto por personas mayores como por aquellos que quieren mantenerse en forma sin una tensión excesiva en los músculos y las articulaciones.

Entrenar los músculos de la espalda

El primer ejercicio descrito te permite entrenar tu espalda. Realizarlo es muy sencillo y todo lo que necesitas es una silla normal. Te sientas cómodo, apoyas la espalda en el respaldo y te inclinas lentamente hacia adelante. Al final del movimiento, siempre regresa lentamente a la posición inicial.

Movilidad cervical

Las personas mayores necesitan entrenar los músculos y articulaciones del cuello para evitar un bloqueo de la movilidad cervical. Nuevamente, el ejercicio es simple, ya que solo tienes que mover la cabeza lentamente hacia la derecha y hacia la izquierda.

Entrenar abdominales y piernas

Para trabajar tanto abdominales como piernas en un solo ejercicio, se recomienda apoyar la espalda contra la pared. Manteniendo una posición correcta, debes levantar lentamente primero un miembro inferior -intentando llevar la rodilla al pecho- y luego el otro miembro.

Entrenar los músculos de los hombros

Para mantener los músculos de los hombros en entrenamiento, simplemente levante ambos brazos hasta la altura de los hombros (tiene que formar una especie de T con el cuerpo ). En este punto, las extremidades superiores deben moverse suavemente para formar círculos, primero en el sentido de las agujas del reloj y luego en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Deja un comentario